Cómo conservar el Café

A los amantes del café, a menudo nos surge la duda de cuál es la mejor manera de conservar el café para que éste conserve todo su aroma original y sus matices. Hemos de distinguir especialmente en qué estado está el café, si es café en grano, café molido. Tanto si es café en grano, como café molido, intetaremos darte algunos consejos de conservación.


Por qué debemos conservar mejor el café

recipiente hermetico cafe

Si hablamos de café, y si particularmente hablamos de café de especialidad, es conveniente que nos tomemos en serio su almacenamiento. De este modo, y siempre que hayas adquirido el café recientemente, apenas habrá pérdida de aroma y matices de ese grano en particular.

Las propiedades organoléticas de cada grano, son la esencia exclusiva de su origen, su cultivo, su tratamiento y su producción, y éste no debe perderse hasta el momento de su consumo. Tales propiedades como el color, el sabor, la textura y el aroma, lo son todo en el momento de placer y disfrute de cada taza.


Cómo conservar el Café en Grano

Los granos de café generalmente tienen cuatro grandes enemigos para su conservación. El calor, la humedad, el aire, y la luz. Para conservar granos de café el mayor tiempo posible, y conservar mejor sus propiedades organolépticas, es conveniente protegerlo de estos cuatro agentes externos. Es por eso que recomendamos:

  • PROTÉGE EL GRANO DE CAFÉ DEL AIRE: Guárda tus granos de café en un recipiente hermético, para evitar que estén en contacto con el aire. Existen recipientes especializados que permiten extraer el aire, envasando el grano al vacío, y retrasando la oxidación de los granos de café.
  • PROTÉGE EL CAFÉ DE LA LUZ: Elije un recipiente opaco, para proteger tus granos de café de la luz. También puedes conservarlos en un recipiente de cristal. Asegúrate de guardar este recipiente en algún armario o despensa que no reciba luz directa.
  • ALEJA TUS GRANOS DE CAFÉ DEL CALOR: Tus granos de café deben estar conservados en un recipiente en lugar fresco y seco en cualquier lugar de tu casa. No almacenes estos recipientes cerca de electrodomésticos que generen calor, como los hornos, la cocina, freidoras, etc.
  • ALEJA TUS GRANOS DE LA HUMEDAD: Debes evitar que tus granos estén expuestos a la humedad, puesto que no debe estar por encima de 12%. Plantéate la idea de comprar algún recipiente especializado para conservar tus granos. Normalmente el café en grano viene bien conservado, pero una vez abierto su embalaje, éste deja de ser el lugar adecuado para su almacenamiento.

Dónde podemos guardar los granos de café

Conservación de café al vacío

Para obtener los mejores resultados, puedes utilizar recipientes de vidrio opaco, recipientes de cerámica o recipientes de metal no reactivo, como los de acero inoxidable, todos ellos con cierre hermético. Puedes adquirir también recipientes de vidrio transparente o plástico transparente, pero debes asegurarte de que estos estén en un lugar oscuro.

Resultan especialmente útiles los recipientes con válvula de extracción de aire de su interior, lo que permitirá que nuestro café tarde más tiempo en deteriorarse.

Consejos sobre el café en grano

Muélelo justo antes de consumirlo

Moler el café justo antes de su consumo es siempre la mejor opción que tenemos a la hora de disfrutar del aroma y sabor del café. Puedes moler el café para dos o tres días, siempre y cuando lo conserves de manera correcta.

Compra café para un máximo de 2 semanas

Compra café recién tostado (asegúrate de la fecha de tostado en su embalaje), y en cantidades que te puedan durar aproximadamente entre una y dos semanas. Tras haberlo adquirido, asegúrate de conservarlo de manera adecuada.

Vigila la fecha de tostado

Como normal general y en la medida de lo posible, intenta comprar el café con fecha de tostado lo más cercana posible. Encontrarás esta información en el embalaje de los cafés de especialidad.

Si te aventuras a tostar el café tu mismo…

En los primeros días después del tueste el café, los granos desprenden dióxido de carbono. Guárdelos estos granos en un recipiente hermético y ábralo una vez al día durante la primera semana después del tueste para liberar el dióxido de carbono acumulado.


Cómo conservar el Café Molido

Si te estás preguntando cuál es la mejor manera de conservar el café recién molido, la respuesta es relativamente sencilla. Si quieres conservar de manera correcta el café molido y no permitir que se oxide con mayor rapidez, es conveniente que tomemos los mismos consejos que con el café en grano.

En el caso del café molido hay que tener en cuenta que su superficie de contacto con los agentes externos es mucho mayor, por lo que se acelerará su oxidación. Este detalle hay que tenerlo muy en cuenta, pues necesitaremos almacenarlo lo mejor posible y durante un menor tiempo que el café en grano.

Es por eso que siempre recomendamos a los lectores de Cocinalia que compren el café en grano y, a ser posible, con una fecha de tostado reciente. Para moler el café debes contar con un molinillo de café eléctrico, y realizar la molienda en casa justo antes de consumirlo. La diferencia se notará mucho.

Dónde podemos guardar el café molido

Al igual que el café en grano, debemos proteger el café molido en lugares alejados de la luz, por lo que es ideal utilizar recipientes de todo tipo, que sean opacos y herméticos.

Consejos sobre el café molido

Compra café molido en paquetes pequeños

En el caso de comprar café molido, siempre es buena idea adquirirlo formatos más pequeños. Estos conservan mejor su sabor y aroma, puesto que una vez abiertos, se consumen más pronto.


Recipientes para almacenar el café

Recipiente para cafe de cristal

Recipientes de Cristal

Recipiente para cafe de metal

Recipientes de Metal

Bolsa para café con válvula

Bolsas con válvula

Recipiente para café de plástico

Botes de Plástico

Factores que afectan a la conservación del café

Exposición a la luz

Una de las cosas que más afecta a la conservación de los granos de café es la luz. La luz ultravioleta puede romper las moléculas de los granos de café, haciendo que cambien su estructura. Por otro lado la luz puede acelerar la evaporación de la humedad de los granos, haciendo que pierdan componentes que les dan sabor y aroma al café.

Exposición a la humedad

Otro agente externo que afecta a la conservación del café es la humedad. Cuando ésta es superiror a 12%, existe un riesgo de aparición de hongos y bacterias, deterioro físico decoloración del grano que afectan directamente a la calidad del café, obteniendo sabores mohosos y terrosos.

Exposición al calor

El calor es uno de los principales responsables de que el café en grano entre en un proceso acelerado de oxidación, que da como resultado la pérdida de aromas esenciales. Por ello se torna fundamental mantener los granos de café lejos del alcance de las altas temperaturas (sol directo, electromésticos, etc.), y en lugares frescos y secos. La temperatura ideal de conservación de los granos de café es de entre 20ºC a 25ºC.

Exposición al aire

De la misma manera que lo hace el calor, el aire es responsable de la oxidación de los granos de café, cuando éstos están expuestos al aire durante mucho tiempo. El oxígeno del aire reaccióna con los granos de café tostados provocando un cambio en el sabor del café.


¿Debo guardar el café en la nevera o refrigerador?

Guardar café en gran y café molido

La manera de almacenar los granos de café y mantenerlos frescos, dependerá de la rapidez con la que pienses consumirlo. Hay que tener en cuenta que los granos de café son higroscópicos, esto es, que tienen a absorber la humedad y con ella los olores y sabores a su alrededor.

Muchos lo recomiendan, pero almacenar los granos de café en la nevera o en el congelador no es la mejor manera de conservarlos. Si los vas a consumir en las próximas semanas, no es conveniente almacenarlos en el frigorífico, puesto que pueden alterar su olor y su sabor. Por lo tanto, y especialmente si es un buen café de especialidad y tienes unas condiciones favorables en tu hogar, recomendamos no guardar el café en el refrigerador ni en el congelador.

Hay que tener en cuenta siempre que la temperatura ideal de conservación es de entre 20ºC y 25ºC, por lo que las circunstancias cambian en cada caso y dependen siempre de las condiciones ambientales de cada hogar.

Si los granos de café no van a ser consumidos en muchas semanas, el congelador es siempre mejor alternativa que la nevera. Hay que apuntar que transcurrido un mes desde su almacenamiento, el grano comienza a deteriorarse. Si por alguna razón quieres conservar granos en tu congelador, es mejor que lo almacenes en bolsitas con zip, y en dosis individuales.

Cómo conservar el café recién hecho

La mejor manera de conservar el café recién hecho es guardarlo en un recipiente hermético y en la nevera. El café puede aguntar bastante bien en ese estado dentro del refrigerador por aproximadamente cinco días, durante los cuales el café irá perdiendo propiedades y sabor.